¿Donde consigo una empresa confiable de domicilios y mensajería?

Consejos para pedir domicilios en tiempos de covid-19

Gracias a los tiempos de cuarentena estamos explorando unas nuevas realidades. Una de ella es hacer mercado sin salir de casa, en donde la posibilidad abastecer nuestra cocina, alacena, nevera y hasta bar son los domicilios. Pero entonces ¿Qué control están teniendo las empresas domicilios con sus personal? ¿Estamos siendo cuidadosos con los empaques cuando nos llegan los domicilios?

​Ahora que se han limitado las salidas por la medida de aislamiento preventivo obligatorio, quizá optas por pedir domicilios para conseguir elementos que te faltan o comer algo preparado en un restaurante. Ambas opciones son válidas, pero debes tomar precauciones al momento de recibir los productos con el fin de protegerte a ti y a la persona que te los entrega.

La Escuela de Salud Pública de Harvard dijo que no existe evidencia de que alguien haya desarrollado covid-19 al contacto con alimentos o paquetes de comida. Sin embargo, el virus que causa la enfermedad puede adherirse a superficies y objetos y vivir hasta tres días sobre metal o plástico, mientras que en superficies blandas, como el cartón, hasta un día.

¿Cuales son las recomendaciones para solicitar domicilios?:

  • Pide que los alimentos sean entregados en la puerta de tu casa o en la portería de tu unidad.

  • En lo posible, acuerda con el domiciliario para que deje el paquete en la puerta. Espera a que se retire y recógelo.

  • Usa tapabocas cuando salgas. El domiciliario también debe utilizarlo (verifícalo).

  • Evita el dinero en efectivo. Lo mejor es pagar por medios virtuales.

  • Asegúrate de tirar a la basura la bolsa donde viene el domicilio.

  • Cuando se trate de envases, como cartón tetra pak, es necesario limpiarlos y desinfectarlos con agua, jabón​ y, si es pertinente, una solución de vinagre y agua (una copa de vinagre por tres de agua).

  • Después de recibir el domicilio, no olvides lavarte las manos con jabón durante 20 segundos.

Según los CDC (centros para el control y la prevención de enfermedades) de Estados Unidos, hay mayor riesgo de infección por el contacto cercano con el repartidor de alimentos que con los productos como tal. Aun así, es necesario que seas precavido con los elementos externos que toques cada vez que salgas o recibas algo.

Asimismo, es tu responsabilidad proteger a las personas que prestan el servicio de domicilios, así que usa tapabocas cuando estés en contacto con ellas, en especial si tienes síntomas de enfermedad respiratoria.

¿A donde puedo pedir servicio de domicilio confiable?

Sin duda, en las noticias nos hemos dado cuenta que algunas de las personas que trabajan en las plataformas de domicilios (o delivery) no tienen la precaución que a nosotros nos gustaría que tuvieran, pues los estamos utilizando diariamente para las diferentes necesidades tanto para los temas personas como para los laborales. Por ello debemos ser muy cuidadosos y precavidos cuando utilizamos éstas plataformas y darnos cuenta de la presentación de la persona para luego alertar a éstas plataformas y así entre todos como comunidad podemos ayudar a que haya un mejor control. 

Por otro lado, hay empresas que con base en las nuevas realidad se ha rediseñado y está ofreciendo un servicio de mensajería como para recoger algún antojo o para que me hagan mercado de manera mucho más profesional.

Incluso para las empresas (desde las grandes que deben enviar insumos médicos) hasta los emprendedores que deben enviar sus productos, las empresas de domicilio se han convertido en sus aliados perfectos, pues son parte importante en la cadena de entrega de los productos (cajas, papeles, formatos, etc)

A continuación te dejo los contactos de acuerdo a las ciudades donde te encuentres:

Servicio de Asistencia

Proveedor

Contacto

Mensajería en Armenia: 

Asistencia Sapco Armenia

+573113823004

Mensajería en Barranquilla: 

iDrive Barranquilla

+57 3024580080

Mensajería en Bogotá: 

Asistencia Sapco Bogotá

+57 3002246763

Mensajería en Bucaramanga: 

Te Conduzco Bucaramanga

+57 3003754820

Mensajería en Cali: 

Asistencia Sapco Cali

+573113823004

Mensajería en Cartagena:

iDrive Cartagena

+57 3024580080

Mensajería en Cúcuta:

Te Conduzco Cúcuta

+57 3003754820

Mensajería en Manizales: 

Asistencia Sapco Manizales

+573113823004

Mensajería en Medellín:

Asistencia Sapco Medellín

+57 3113823004

Mensajería en Montería: 

iDrive Montería

+57 3024580080

Mensajería en Pereira: 

Asistencia Sapco Pereira

+573113823004

Mensajería en Sincelejo: 

iDrive Sincelejo

+57 3024580080

Mensajería en Valledupar: 

iDrive Valledupar

+57 3024580080

Mensajería en Rionegro: 

Asistencia Sapco Rionegro

+573113823004

Conductor Elegido en Bogotá

La capital colombiana, con más de 8 millones de habitantes sin duda es una ciudad 24/7, con una actividad nocturna especial. Y es que ello lo vemos nosotros haciendo servicios de Ángel Guardián todos los días (incluso los lunes).

Lo más especial en nuestra capital colombiana son los vehículos que manejamos y las grandes distancias que debemos recorrer, es un  gran reto logístico y operativo pero lo hemos sabido articular muy bien con la gran Familia que hemos formado.

Nuestra familia está compuesta por grandes personas profesionales al volante, con un gran sentido de responsabilidad y mucho respeto por nuestros clientes.

Somos una empresa que está 24/7 atentos a las todas las llamadas, mensajes y aullidos que hacen nuestros clientes para atenderlos.

  • Conductor elegido en caso que hayas tomado.
  • Conductor Profesional, en caso que hayas estado en el médico.
  • Conductor Asignado en caso que desees que te lleven a un familiar algún lugar.
  • Paso corriente por si te quedas sin batería.
  • Te llevamos gasolina por si te quedas sin gasolina.
  • Cambio de llanta por si te varas.

Recuerda que la misión de la empresa es salvar el mundo de accidentes de tránsito.

[eldiario.es] Diez claves del mundo que nos espera después del coronavirus

Nosotros nos estamos reinventado como empresa, como personas y al final como sociedad. Queremos compartir este artículo de Nacho Temiño publicado en “eldiario.es” porque nos parece muy interesante y valioso:

“Visionarios como Bill Gates o los muchachos de Google viven en el futuro, y de vez en cuando nos mandan un mensaje desde el más allá. En 2015, el fundador de Microsoft dio una charla donde aseguró que “no estamos listos” para la próxima crisis mundial, y aseguró que ésta no iba a deberse a una guerra sino a un virus. Aquí lo tenemos.

En este presente todos nos preguntamos cómo será el futuro tras el coronavirus. Es evidente que con el COVID-19 comienza un nuevo orden mundial. Las grandes catástrofes y los escenarios más traumáticos suelen dar lugar a nuevos modelos sociales, económicos y geopolíticos.

1- El libre mercado como lo conocemos ha muerto. Países como Estados Unidos o el Reino Unido empiezan a cambiar sus políticas ante una crisis sanitaria a la que el sistema actual no es capaz de responder. Los mecanismos habituales no funcionan porque no nos enfrentamos ante una crisis normal.

Nuestro sistema se basa en la iniciativa privada y en el trabajo-recompensa. La crisis del coronavirus no solo ha dañado el tejado del sistema, sino que sus propios fundamentos han explotado. El cambio de sistema económico es, por tanto, una necesidad.

El capitalismo se verá obligado a adaptarse a esta crisis. El nuevo modelo económico deberá tener en cuenta tres factores esenciales:

  • La salud
  • El bienestar
  • Nuestra relación con el planeta

2- La clase media es cosa del pasado

En líneas generales iremos hacia una sociedad más igualitaria, con una pequeña clase alta que vivirá a unos niveles que el resto sólo podrán soñar. Es posible que la renta básica universal sea una alternativa para algunos gobiernos.

En un primer momento las clases trabajadoras y los más desfavorecidos sufrirán más económicamente el impacto del coronavirus. Sin embargo, a largo plazo la clase media (formada por un grupo muy variado) es la más vulnerable por representar un sistema de vida que ya está obsoleto.

Y ojo con invertir en ladrillo, porque el precio de la vivienda bajará. En el mundo post- coronavirus especular con la vivienda será más difícil y los alquileres desorbitados también.

3- Se reforzará el papel de los Estados

Los Gobiernos son conscientes de que la economía en manos de corporaciones y empresas privadas no es capaz de responder a crisis sanitarias como la del COVID-19, lo que hará que volvamos a economías más intervenidas y controladas. Este escenario puede hacer que algunos países tengan la tentación de mutar hacia sistemas más autoritarios.

4- Se acelerará la robotización y la digitalización

La robotización y digitalización es un proceso en curso que se acelerará tras el coronavirus. La economía tiene que estar preparada para hacer frente a crisis como ésta, y el empleo de máquinas sistemas de inteligencia artificial es a día de hoy la mejor opción. Esto abre un espacio nuevo y nuevas oportunidades de negocio para quienes se adapten a la nueva tendencia.

Pero mientras nos dirigimos a ese escenario 4.0, se multiplicarán los empleos precarios, el llamado proletariado digital. De los gobiernos depende que esa flexibilización y desregulación del empleo se haga en condiciones justas para que las personas que hacen posible que compremos por Internet, pidamos comida a domicilio desde nuestro teléfono o solicitemos un transporte con un click no sean esclavos digitales sino trabajadores con todos los derechos.

5- El dinero en efectivo tiene los días contados

Esto no es nuevo, pero el proceso se acelerará. Usar tarjetas es más higiénico y limita la economía sumergida. La contrapartida es la pérdida de libertad. Los pagos electrónicos harán más fácil fiscalizar nuestros gastos. Imagínese que usted es fumador y su seguro médico privado penaliza el hecho de fumar. Mentir será más difícil. Sus hábitos quedarán registrados en su hoja de gastos.

Al mismo tiempo, los gobiernos necesitarán ingresos para hacer frente a la deuda contraída para superar esta crisis sanitaria. Nos esperan subidas de impuestos, pero también medidas creativas para aumentar la recaudación. Posiblemente veamos a medio plazo la plena legalización de la marihuana. Solo en España supondrá más de 3.000 millones de euros anuales para las arcas del Estado.

6- Empujón al teletrabajo y al comercio electrónico

El teletrabajo ya es una tendencia en alza en zonas como el norte de Europa. Ya ha llegado y llegará para quedarse. Así que esas cafeterías repletas de empleados que aprovechan la pausa del café para charlar o la saturación de los transportes públicos a primera hora serán poco a poco cosas del pasado.

Nuestro hábitos cambiarán y pasaremos a hacer más vida en casa y a interactuar mucho más a través del universo digital. Sobre el comercio electrónico, es evidente que es un fenómeno imparable que el coronavirus va a acelerar. También veremos como la telemedicina, la realidad virtual, el voto electrónico o los estudios online pasan a formar parte de nuestra cotidianeidad.

7- Las emociones dominarán el discurso político

El discurso emocional en la política es propio de crisis como la que ahora atravesamos. En este caso, al tratarse de una situación de que pone en riesgo nuestra salud, ese discurso se va a acentuar y mantener. Posiblemente marque la tendencia en las próximas décadas. El político que dé la cara lo hará cada vez más recurriendo a las emociones y menos a los hechos. Esto también puede degenerar en más demagogia manipulación.

Al mismo tiempo, la segunda línea de la política, esa en la que se toman las decisiones, estará dominada por tecnócratas, personas formadas que determinarán realmente el futuro de los gobiernos. Se acabó el político de segunda línea sin experiencia y conocimiento en el área de su departamento. Vamos a una sociedad más tecnificada y no podemos permitirnos que las decisiones las tomen personas que no están preparadas.

8- Entramos en la era del dragón

China ha logrado dominar la narrativa del éxito en esta lucha contra un virus que viene de la propia China. Hoy los ojos de todo el mundo miran hacia el gigante asiático, que además se está permitiendo ofrecer a otros países su ayuda. China aprovecha esta crisis para blanquear su imagen y confirmar su posición hegemónica. No nos olvidemos que gran parte del mundo necesita los productos made in China para hacer frente al COVID-19.

China ya no es solo el productor, China es para muchos la esperanza para superar la crisis del coronavirus, mientras Estados Unidos sigue sin reaccionar con decisión y habla del “virus chino”. Igual que la crisis del Canal de Suez de 1956 supuso el la pérdida de protagonismo del Reino Unido en el mundo, posiblemente el COVID-19 rubrique el fin del dominio estadounidense y el comienzo de la era del dragón. Si además China logra desarrollar la vacuna contra el COVID-19, entonces tendrá una alfombra roja para reinar en el mundo.

9- Más multilateralismo

Si la II Guerra Mundial dio paso al nacimiento de la ONU, el coronavirus también dará lugar a instituciones multilaterales más fuertes. Una Organización Mundial de la Salud con más poder puede ser determinante para enfrentar crisis como la del COVID-19. Y es posible que el coronavirus no sea la última pandemia que enfrentemos.

El futuro de la Unión Europea deberá ir por esa línea: o asume un protagonismo decidido y refuerza sus instituciones, o dejará que otras organizaciones internacionales más fuertes ocupen su lugar.

Por supuestos los pequeños nacionalismos y regionalismos tendrán que adaptarse a esta situación. Las mentalidades cavernícolas no tendrán mucho sentido en el mundo post-coronaviurs. Florecerá un nuevo patriotismo más asociada a la solidaridad y al sentimiento de comunidad, donde personajes que promueven el odio, por ejemplo buscando la separación artificial de territorios unidos por vínculos emocionales e históricos, deberían quedar fuera de juego.

10- Menos globalismo económico

Producir al otro lado del mundo la mayoría de lo que consumimos es un disparate, como ha quedado patente con la crisis del coronaviurs. Además es terriblemente antiecológico y potencia las desigualdades entre los países.

El coronavirus impulsará el transporte menos contaminante. Si hay que trasladar productos a mercados lejanos, habrá que hacerlo de una forma que tenga menos impacto para el medio ambiente. En todo caso en el mundo post-coronavirus se reforzará el consumo de productos de proximidad y la producción nacional. También el turismo de cercanía crecerá frente a los viajes al otro lado del mundo. Los viajes en avión se reducirán y estarán más controlados.”

Fuente: https://www.eldiario.es/murcia/murcia_y_aparte/claves-mundo-espera-despues-coronavirus_6_1007959214.html